Las letras de “La ley del todo o nada”

Aqui tenéis las letras de las canciones que forman parte de “Ley del todo o nada”

NO SABEN QUE ESPERAS
No hay marea
sin ti no hay estrellas
ya no es lluvia
¿no lo ves?
es arena.

Creo que es whisky
en fin sólo es sangre
al marcharte estaba allí
ni te fijaste.

Y las carreteras
no saben que esperas
simplemente
se dejan pisar.
Y las carreteras
sólo son escaleras
por las que
no sabrás escapar.

Mira el charco
mi corazón
se ha rendido.
El olvido
será mi testigo.

Y a veces
me pregunto
cuándo fracasé
si me iba a comer el mundo
no supe entender

en qué momento
en qué latido
boqueaba tu respiración.
Lo lamento estoy rendido
viéndote marchar.

Y las carreteras
no saben que esperas
simplemente
se dejan pisar.
Y las carreteras
sólo son escaleras
por las que
no sabrás escapar.

LA GRIETA
Entonces si te vas
dime si algo
algo de todo esto
valió la pena.

No busques en tu interior
una respuesta
no es la primera vez
que el miedo mata.

Está asolando la ciudad
y todos preguntan
“¿quién va a responder?”
Seremos sólo dos
no importa el asiento.

Este es el verdugo
de las tardes de invierno
es estrecho de miras
pero suele acertar

si quieres más tarde
te lo presento
primero brindemos
por naufragar.

No es fácil llegar
hasta este punto
sin detenerse
un minuto a gritar
“que alguien me saque de aquí”:

De verte quieta en el tiempo
mi cuerpo tiembla en el justo momento
en que se alza tu mano y señalas
una grieta en la pared.

Si ahora inunda el espacio
toda esta sangre
es porque antes
la liberamos nosotros

agarra fuerte mi mano
no es el omento
de andarse con osadía
ni con lamentos.

Hay que aceptar
que no hay culpables
más que tu cara y el blanco cristal
de tu reflejo.

De verte quieta en el tiempo
mi cuerpo tiembla
en el justo momento
en que se alza tu mano
y señalas una grieta en la ventana
y se abre ante nosotros
una extensa llanura
tan oscura como el sendero
que en ella se clava
conectando el cielo con tu piel

a la piel que recubre tu cuerpo
le crecen alas
son de intensos colores
que escapan volando
y ahora entiendo
que si estuviste tan sólo era por mí.

Me anudo las botas,
aún queda camino
y hoy coincide con donde se va a esconder el sol.

LA MESA DEL SEÑOR UROBOROS
Vale si miro al pasado
sólo encuentro el ansia
oscura y sucia
de saberme atrapado
en mi propia existencia.

Y creo que ya es
demasiado tarde
para arrepentirse
o empezar de nuevo
no se borran ya las manchas
que denotan
mi naturaleza hambrienta.

Y es estupor
o simplemente miedo
de estar desnudo en un espejo
y no reconocerme ni en el ardor
esquivo y desarmado
resulta triste este desastre
de lastres y excusas y compasión.

Después de tantos tumbos
he acabado en algún punto
entre el deseo y el destino
tal vez no atino a ser capaz
capaz de concretar
quién soy y quién deseo ser.

Y por más que busco en todas partes
no encuentro la osadía
que solía sentir
al gozar antes de destruir
y de causar dolor.

Y es estupor
o simplemente miedo
de estar desnudo en un espejo
y no reconocerme ni en el ardor
esquivo y desarmado
resulta triste este desastre
de lastres y excusas y compasión.

Me siento en un disfraz equivocado
me aterran sus finitos pliegues
pero ¿acaso elige alguien sobre la tierra
cuándo nace y dónde muere?

NO ES PARA LLORAR
Aunque sintamos
que algo bello se apaga
tan sólo cambia de color.

Y si encuentras más de dos
motivos para seguir
caminarás.

Ahora ya vemos
lo que antes se ocultaba
detrás del brillo del sol.

Y no es para llorar
todavía no.

A veces el camino
se equivoca de rumbo
un segundo antes de aparecer.

Mas es falso cuanto habita
en la trampa del destino.
Nada está escrito.
Tan sólo importas tú.

Y no es para llorar
todavía no.

Aunque te encuentre
cada vez más lejana
tan sólo es un cambio de visión.

El cuerpo que ahora espero
se parece a ti en el fondo
mas en el fondo ya no yace aquí.

Así que no será
que tengas libertad
lo que me haga perderte.

Sino el paso del tiempo
que nos hace amarnos
no menos sino sólo diferente.

Y no es para llorar
todavía no.

LAS OLAS SE VAN

Todo este odio
que siento por ti
se vuelve absurdo
al verte volver

y no hay marea que devuelva los escombros
de este naufragio de sonrisas atrancadas
ahora me siento muy tranquilo aquí en la orilla
y hago castillos que temen a la resaca.

Toda esta playa
reseca de ti
ya huele a muerto
incluso al amanecer

y ya he probado a olvidarte y no es tan fácil
me desgañito cada noche aquí en mi cuadra
ya no hay consuelo que me rasque los piojos
será mejor buscar a la luna a patadas.

y no hay más cera que la que arde y yo estoy hirviendo
será de estar pensando cada puta noche
que estás soñando con otro y yo aquí en vela
tener tu aliento fue el mejor de mi dolores.

y ya no estás
ahora las olas se van
y ya no estás
ahora las olas se van


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: